English Version
Noticias

Palabras de clausura del X Congreso Cubano de Dermatología

Closing remarks of the X Cuban Congress of Dermatology

Estimados delegados nacionales y procedentes de América Latina, África y Europa asistentes al Congreso.

Estimados profesores procedentes de diversos países que nos han acompañado para compartir sus experiencias y conocimientos con los asistentes al evento.

La generación de dermatólogos jóvenes de nuestro país y quienes vienen de diferentes regiones del mundo nos han visitado en estos días para ampliar sus conocimientos sobre esta especialidad bajo la tutela de los profesores asistentes, al tiempo que exponen lo interesante de sus vivencias en el trabajo diario.

No es tarea fácil la que me han encomendado de concluir en breves palabras un evento científico con estas características.

En primer lugar quiero expresar nuestro más profundo agradecimiento a los profesores invitados que dejaron su quehacer diario y sus obligaciones para acompañarnos en estos días.

Unas palabras de reconocimiento al Ministerio de Salud Pública, a la Organización Panamericana de la Salud, a la Organización Mundial de la Salud, al Colegio Ibero-Latinoamericano de Dermatología que en su Capítulo de Dermatólogos Jóvenes acude por primera vez a nuestro país, al Centro de Histoterapia Placentaria, al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y al Consejo Nacional de Sociedades Científicas de la Salud por haber auspiciado la celebración de este Congreso.

También reconocer a quienes gentilmente han brindado su apoyo y patrocinio para que este Congreso pudiera llevarse a cabo.

Haciendo un breve recorrido comenzamos con los cursos precongreso que contaron con profesores de excelencia que impartieron conferencias magistrales, las cuales fueron escuchadas por los asistentes con gran interés y que posteriormente nos expresaron su satisfacción por la calidad de los mismos.

Y ya durante el Congreso se brindó una panorámica de la historia de la dermatología cubana desde su inicio en el siglo XX hasta nuestros días, destacando los logros alcanzados en cuanto al número de especialistas: de 63 en 1959 concentrados en la capital, a 568 en el año 2015 distribuidos de forma proporcional en todo el país.

También se habló de los esfuerzos destinados a los programas de la especialidad que alcanzaron la eliminación de la lepra como problema de salud pública en 1993, la erradicación de la transmisión materno-infantil de la sífilis congénita y del VIH-SIDA en 2015, el contar en 2017 con la publicación digital Folia Dermatológica Cubana con una frecuencia de tres números al año, y actualmente la puesta en marcha del programa de control de cáncer de piel.

Precisamente el cáncer de piel constituyó una temática importante del Congreso, teniendo en cuenta las expectativas de envejecimiento poblacional del país, el desarrollo de la dermatocirugía y el uso de un medicamento de producción nacional para su tratamiento en casos seleccionados, cuyo uso, aplicación y resultados fueron presentados en el Simposium del Heberferon.

Asimismo, afecciones tan frecuentes como el acné merecieron atención especial.

En el Simposium del Capítulo de Dermatólogos Jóvenes del CILAD se abordó como temática el acné y la rosácea, y el doctor José Manuel Ríos se ofreció para impulsar la creación del grupo de dermatólogos cubanos menores de 40 años quienes, por un acuerdo especial del Colegio con nuestro país, quedan exentos de pago.

No podía faltar una conferencia magistral sobre micosis dictada por el profesor Roberto Arenas, así como una sesión dedicada a esta patología frecuente en nuestro país.

También se tocó el tema de las infecciones de transmisión sexual como parte de las enfermedades transmisibles.

En el Simposium de Histoterapia se mostraron las experiencias en la aplicación de los medicamentos de producción nacional para el tratamiento de afecciones como vitiligo, psoriasis, alopecia y su línea de productos cosméticos.

Se dedicó atención especial a la lepra y su prevención. La lepra infantil y las metas a alcanzar en el quinquenio 2016-2020.

Otro tema abordado durante el Congreso fue la calidad de vida de los pacientes dermatológicos.

El Simposium del Laboratorio Catalysis destacó el uso de productos de medicina natural en diferentes afecciones dermatológicas, tanto en nuestro país como en Europa.

El Simposium de Residentes contó con una amplia participación y temas variados.

Otro tema tratado durante el Congreso fue la cirugía dermatológica, cuya amplia y correcta aplicación es una herramienta de desarrollo imprescindible en esta especialidad.

También se destinó tiempo para la exposición de nuevos medicamentos.

La dermatología pediátrica tuvo una gran participación nacional e internacional.

Las afecciones en pelo, uñas y el amplio capítulo de la dermatocosmética también fueron abordados.

Con una temática tan variada, tan rica en su contenido y con expositores de renombre internacional se hacía muy difícil escoger a cuál de las diferentes salas acudir.

No podemos dejar de mencionar la inestimable ayuda brindada por la actriz y locutora Rosalía Arnáez para la celebración de la actividad cultural, a los artistas y músicos que desinteresadamente alegraron nuestro coctel de bienvenida, a quienes ofrecieron su arte en la gala cultural, a la prensa de radio y televisión que difundieron en sus medios la celebración del Congreso.

A los conferencistas de Ecuador, Eslovaquia, Estados Unidos, Inglaterra, México, Noruega, Panamá y República Dominicana.

A los laboratorios e instituciones que expusieron sus medicamentos y productos cosméticos para dar mayor realce al evento.

A la Rectoría de Ciencias Médicas.

A la doctora Filomena Marisa Oliveira por su valiosa ayuda.

Al Palacio de Convenciones, sede del evento, y a su personal que colaboró para el mejor desarrollo de las actividades y sesiones.

A todos, nuestro más sincero agradecimiento.

Nuestra felicitación al Comité Organizador por los esfuerzos, organización, dedicación y trabajo intenso para que el Congreso se realizara en medio de las inclemencias y del azote del huracán Irma, uno de los más destructivos del presente siglo y que inexplicablemente azotó a todas las provincias del país, y la preocupación durante varios días de la posibilidad de que una nueva tormenta con el nombre de María, de igual capacidad destructiva, implicara la suspensión del evento.

Asimismo, el recrudecimiento del bloqueo al que está sometido nuestro país impidió la llegada de varios participantes e hizo desistir a otros.

Pido disculpas a quienes involuntariamente no he mencionado y se lo merecen.

Y para concluir felizmente, el Comité Organizador los invita a disfrutar del almuerzo de clausura, donde se anuncia con entusiasmo y energía que nos acompañen a la celebración del XI Congreso.

Hasta entonces muchas gracias a todos por su presencia y su participación.

Dr. Alfredo Abreu Daniel
Presidente de la Sociedad Cubana de Dermatología
20 de octubre de 2017