English Version
Edición Enero-Marzo 2017 / Volumen 15-Número 1

Liquen plano: perfil clínico y características demográficas de 129 casos en el Centro Dermatológico de Yucatán

Lichen Planus: Clinical and Demographic Profile of 129 Cases at the Dermatology Center of Yucatan

Uno de los errores más frecuentes que cometemos quienes escribimos algún artículo o quienes comentamos sobre algún trabajo, es la forma incorrecta de anotar los nombres, sobre todo extranjeros, de autores de publicaciones a las que hacemos referencia. Con ello no quiero inferir que debamos ser expertos en todas las lenguas extranjeras, sino que pongamos atención en la forma como se escribe un nombre y copiarlo de la misma manera. No es que sea tan difícil copiar correctamente un nombre, sino que simplemente no prestamos atención a esos “pequeños e insignificantes detalles”.

Esto lo traigo a colación por el artículo intitulado “Liquen plano: perfil clínico y características demográficas de 129 casos en el Centro Dermatológico de Yucatán”, escrito por Lourdes Ramírez Hobak y colaboradores (dcmq, 2016, 14, 3: 185-190) en el que mencionan que el liquen plano puede presentar fenómeno de Köebner. La forma como se escribió el nombre de ese autor es incorrecta. Hay dos formas de escribirlo: 1) Köbner o 2) Koebner, pero no las dos formas simultáneamente. Lo que sucede es que antiguamente muchas máquinas de escribir no tenían diéresis y entonces las palabras que se escribían con ese signo lo sustituían por el diptongo “oe”.

Para cerrar este comentario, una breve nota sobre Heinrich Köbner, quien nació en 1838 en Breslau, Sajonia, la cual llegó a ser la segunda ciudad en importancia dermatológica después de Berlín. Fue alumno de Hebra, Bazin, Gibert y Turenne. Albert Neisser fue su alumno dilecto. En 1872 presentó sus observaciones sobre el fenómeno isomórfico conocido después como fenómeno de Köbner, que puede presentarse en la psoriasis, liquen plano, enfermedad de Darier, enfermedad de Hailey-Hailey, vitíligo y morfea. Köbner enfermó de tuberculosis de la laringe y murió en Berlín en septiembre de 1904.

Dr. León Neumann

Estimado doctor Neumann:

Me dirijo a usted para agradecer los comentarios acerca de la escritura de “Koebner”, en el artículo de “Liquen plano: perfil clínico y características demográficas de 129 casos en el Centro Dermatológico de Yucatán”.

Como usted lo afirma, autores de libros internacionales como Bolognia, Degos, Barnhill, y nacionales como Arenas escriben de manera correcta el término Koebner.

No cabe duda que la escritura de artículos no está exenta de errores y que aquellos que no escriben no los cometen. Sólo la experiencia nos hará poner más atención en las reglas ortográficas y perfeccionar la escritura de documentos científicos. Le agradezco su comentario pues enriquece mi experiencia para seguir con mi formación y porque nos dejó una enseñanza a mis colegas y a mí.

Quedo a sus órdenes.

Dra. Lourdes Ramírez Hobak

Residente 2, Dermatología

Hospital Dr. Manuel Gea González

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.